La “Subida por la vida” en el volcán de Agua


Emoción, aventura, espacio abierto, frío, viento, calor, escarcha, nubes, muchas nubes.

Rostros compungidos, ansiosos por  llegar al final y  que se  daban cuenta de que faltaba una y otra curva más por hacerlo. Decepción.

Satisfacción de ascender a 3,765 metros sobre el nivel del mar.

Ardor en la cara, nariz, boca y garganta.

Pantorrillas y piernas que  tiemblan como una compactadora de tierra por el ascenso frenético.

Encontrar a colegas. Felicitarse porque lo lograste. Ver a los demás hacerlo

Niños, adolescentes y adultos que comparten tu misma fascinación por la aventura

Hallarte con viejos conocidos de tu país y conocer a otras personas que no imaginabas, que no son tus amigos aunque, desde ese momento, se comparten rasgos comunes.

Gente que aprecia tu trabajo y comparte el suyo

Escuchar las palabrotas de los demás al quedar a merced del macizo volcánico con la salvedad de que solo desde sus faldas se aprecia la belleza del entorno

Como, poco a poco, la ciudad parece hacerse más chica conforme se sube y se está casi a las puertas de cielo

Alcanzar una altitud de 3.765 metros sobre el nivel del mar es emocionante (Espero que Tajumulco sea igual)

Porque, a pesar de lo maltratado que termina el cuerpo, el alma sigue emocionada por la experiencia la cual eso solo es posible sentirlo si se vive y, hoy, lo viví.

No dormimos nada la noche anterior, pero la pasamos genial con los colegas que asistieron.

No comimos nada, solo ocho botellas de agua que llevamos a cuestas como calvario en el ascenso

Al final del día, estábamos hechos rastrojos, una inmundicia

El terreno inestable, la altura y la escarcha  enlodan el camino.

De no ser por un de chavos, la resbalada que di habría sido más grande.

Se ensució la cámara, pero no se dañó.

Fue una gran divierta participar en la Subida por la vida para pedir paz en Guatemala

Me demoró cinco horas de ascenso y cuatro de descenso. Las pantorrillas las tengo adoloridas, vine todo “shuco”, extenuado, pero con una felicidad enorme .

Doce horas antes, salimos de Santa María cuando el sol no pensaba en hacerlo.

La ausencia de luz impedía dimensionar el terreno y trastrabillábamos con rocas de todo tamaño.  Eso quedó  compensado al alba, sus  siluetas  y una veta naranja del crepúsculo en el horizonte.

Aquí hay más fotos

Anuncios

Soy un periodista autónomo que genera contenidos para empresas en Guatemala, El Salvador y el resto de América Central.

Tagged with: , , , , , ,
Publicado en La otra Guate
One comment on “La “Subida por la vida” en el volcán de Agua
  1. ¡Qué emocionante, Juanjo! De aquí vienen más retos. Espero escalar con vos, algún día, un cerro, volcán o peñón :)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Agregá tu correo para seguir mi blog

A %d blogueros les gusta esto: