He vuelto a ser niño


Las experiencias extraordinarias llegan cuando menos se esperan.

Después de unos treinta años, he vuelto a ser niño.

Me recuerdo con el pelo desordenado, las camisas a rayas que tanto me gustaban, pantalones a cuadros y zapatos destrompados.

Caminando por el único pasillo que me encantaba del edificio seis, saturado de carnes, chorizos y vísceras expuestas a mi derecha.

Mirando de reojo los chocolates que tanto me gustaban y me recuerdan a Papá Memo, mi papá. (¡Los venden a una cuadra de donde vivo! La marca es Layer y los producen en Guatemala)

A él comprándolos a la señora que deambulaba y pasaba por el puesto con sus olores de clavo, comino, pimienta y canela.

Aquel era un momento maravilloso que se enquistó en mi memoria inocente.

Pasé tantos años recreando ese momento en que destapaba uno de esos chocolates envueltos en una cubierta café adornada con palmeras y una lámina de papel aluminio antes de llevarlos a mi boca.

Hoy he vuelto a ser niño.

En el momento menos esperado y a decenas de  kilómetros de aquel lugar, tuve una regresión a ese momento con mi viejo.

Treinta años, treinta. Una vida.

Anuncios

Soy un periodista autónomo que genera contenidos para empresas en Guatemala, El Salvador y el resto de América Central.

Tagged with: , , , , , , , , ,
Publicado en Interioridades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Agregá tu correo para seguir mi blog

A %d blogueros les gusta esto: