La ciudad cambió


Esta será una noche muy fría, más que las anteriores.

La ciudad ha cambiado, al menos en el clima.

El frío hiere, lo demuestran mis ojos que intento refrescar, pero se resienten.

Me gusta caminar a prisa por el bulevar Los Próceres mientras anochece. Esta es una ciudad distinta de la que había escuchado.

Al menos una vez a la semana, voy a Isopan, compro un baguette para llevarlo al negocio contiguo y que lo rellenen de pierna, selva negra, proscuitto y queso suizo. Es rico cenar así.

Me gusta romper la regla y comer cuando camino por las avenidas silenciosas y anaranjadas.

Caminar me hace bien. Me despeja y hace sudar, poco, pero al fin sudar.

Me alejo del bulevar, su bullicio y congestionamiento, hasta arribar a mi lugar de residencia.

El silencio de este lugar vale por su precio. Da gusto vivir así.

Y en ese silencio, e individualidad, me zambullo hasta fenecer el día.

 

Anuncios

Soy un periodista autónomo que genera contenidos para empresas en Guatemala, El Salvador y el resto de América Central.

Tagged with: ,
Publicado en La otra Guate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Error: Por favor, asegúrate de que la cuenta de Twitter es pública.

Agregá tu correo para seguir mi blog

A %d blogueros les gusta esto: