Qué rico


Tras leer un poco y ver un par de videos, salí a desayunar al mercadito que queda a unas tres cuadras de la casa donde vivo.

Comí muy rico en muchos días: Huevos revueltos, fijoles colados, queso fresco, carne asada, tortillas y café con leche.

Platiqué con los encargados del comedor. Compré dos peras verdes y salí del mercardo y me sentí feliz.

Enchancletado, encalzonetado y encamisetado.

No me había quedado tiempo para mí. Hoy sí.

Anuncios

Soy un periodista autónomo que genera contenidos para empresas en Guatemala, El Salvador y el resto de América Central.

Tagged with: , , , , , , , , , , , , , , , ,
Publicado en Interioridades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Agregá tu correo para seguir mi blog

A %d blogueros les gusta esto: