Atardecer


Me quedé en la playa.

Contemplé el sol en su máximo esplendor pero a merced de las nubes en el horizonte.

Se lo devoraron con gusto.

Rosado de regocijo, y quedito, se despidió, mientras las olas le hacían cosquillas a su reflejo.

Me habría gustado que estuvieras ahí para que nos deleitáramos con aquel ritual.

La próxima vez, quizá.

Anuncios

Soy un periodista autónomo que genera contenidos para empresas en Guatemala, El Salvador y el resto de América Central.

Publicado en Interioridades, turismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Agregá tu correo para seguir mi blog

A %d blogueros les gusta esto: