Sobre el despligue de los soldados en las calles salvadoreñas


Imagen tomada de www.elsalvador.com

Espero que eso contribuya a reducir los hechos de violencia y barbarie que nos ponen en el plano internacional como el país más peligroso de América.

Aunque creo no basta con sacar soldados a la calle.

Las mismas autoridades reconocen que durante siete años lo han estado hecho y, por el contrario, los índices van al alza. Me parece que los ciudadanos hemos perdido el respeto por la institucionalidad.

Matar se ha vuelto un hecho común que se ve fortalecido por leyes blandas, jueces acusados de favorecimiento, debilidad en el sistema carcelario, minusvalía policial y un enorme ego estatal de que las cosas se habían estado haciendo bien.

No basta con dar una dosis de tranquilidad a la ciudadanía. Se requiere de un replanteamiento del trabajo que están haciendo los cuerpos estatales y autónomos frente a un mal heredado por las malas administraciones gubernamentales.

Requiere además de la participación ciudadana con la garantía de que su seguridad personal no será vulnerada. De todos es conocido que nadie dice nada porque no hay protocolos de seguridad.

No basta con decirle a la gente que en esta o esta otra zona está prohibido portar armas: Se debe cortar de tajo el sucio negocio de la venta de armas con la nefasta idea de que los ciudadanos honrados deben utilizar armas de fuego para protegerse.

Señores, las armas matan, le quitan la vida a otro ser humano e intrínsecamente causa dolor a por lo menos 16 personas allegadas, entre familiares y amigos. Y eso si solo se trata de una persona común y corriente. Ya no se diga cuando es un personaje popularmente conocido por todos.

No basta con sacar a los camuflados que, por cierto, me da pie a pensar que qué garantías tenemos para que no haya atropellos de su parte como ocurrió en la guerra. Temo, incluso, que sea una decisión que a la larga sea contraproducente y se haya despertado a un coloso que no se pueda dominar.

Como dije al inicio, espero que eso contribuya a reducir los índices de violencia, aunque también como ciudadanos tenemos una cuota de responsabilidad porque esto sea posible.

Anuncios

Soy un periodista autónomo que genera contenidos para empresas en Guatemala, El Salvador y el resto de América Central.

Publicado en pandillas, pnc, policia, san salvador, seguridad, soldados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Agregá tu correo para seguir mi blog

A %d blogueros les gusta esto: