Día dos


Mi segundo, el viernes 8, llegó.

Ducha con agua caliente, ropa y al camino.

Caminé de mi nueva casa al trabajo, unos 12 minutos a pie.

Me sentí extraño: era el único caminando. Aquí casi todo mundo se mueve en carro, un lujo que no puedo darme. Igual siempre he andado a pie.

Incluso llegué antes que Norwin y Lorena. Fue incluso motivo de chiste, pero hasta allí.

Por la tarde, visitamos a un cliente para ofrecerle el servicio de KlonDesign, la empresa que montó mi amigo para potenciar los productos y servicios de las personas o entidades que no figuran en Internet o que pueden mejorar su presencia multimedia.

Afortunadamente, el cliente, un viejo conocido, estaba anuente a la idea y eso fue bueno. Viajamos a la zona latina de Washington, cruzamos la zona de algunos ricos blancos y de origen israelita.

Me gusta esta parte del país que he conocido. La gente se ve tan cómoda con su vida. Me parece que es una muestra de la prosperidad, algo que quiero alcanzar.

Más noche, pegamos una comida que hasta soplado terminé. Hay algo que sí me entristece: Quisiera compartir todo esto con mis hijos y no puedo… por ahora.

Anuncios

Soy un periodista autónomo que genera contenidos para empresas en Guatemala, El Salvador y el resto de América Central.

Publicado en periodismo multimedia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Agregá tu correo para seguir mi blog

A %d blogueros les gusta esto: