Ayudando a asimilar el luto


Hace cuatro meses, el cementerio privado Jardines del Recuerdo inició un programa piloto destinado para sus clientes con la finalidad de ayudarlos a enfrentar y superar el duelo ante la pérdida de un familiar.

El programa trabaja el área psicológica de cada doliente y se desarrolla en 12 sesiones de una hora cada una.

El doctor Carlos Ernesto Villeda, director del Centro de Recuperación Emocional, explicó a laprensagrafica.com que se enseña a la persona a “amar lo que le queda y que pase por su duelo” sin olvidar al ser querido.

“La terapia de duelo consiste en mejorar la calidad de vida del doliente, para que no se enclaustre en su dolor y pueda ayudar a otros que sufren y que son cercanos a ella”, dijo Villeda, quien suma 30 años en el área clínica y quien ha realizado terapia de duelo en la Universidad de Baltimore

Se trata del primer centro en el país destinado a este tipo de servicio y que solamente se encuentra funcionando en Colombia, sede de la Red Iberoamericana de atención al duelo, y en Argentina, aseguró el médico quien brinda la atención junto con otros tres especialistas.

La ayuda se da forma individual o colectiva para muertes trágicas, infantiles y decesos naturales, a niños desde los tres años hasta adultos mayores. Asimismo, presta servicios de preparación para los dolientes en fechas especiales, como la Navidad, cumpleaños y aniversario del deceso, entre otros aspectos. A mediano plazo el servicio será propuesto a empresas y las alcaldías.

Sin embargo, en casos trágicos, como el naufragio ocurrido hace dos semanas en las costas de Oaxaca, México; la caída de un avión o los desaparecimientos de la guerra interna del país, el duelo se vuelve complicado.

Esto produce en los familiares “fantasmas y fantasías” que prolongan el pesar. “Se le tiene que hacer ver que ha habido un deceso irreversible para evitar que surjan fantasmas de incredibilidad”, agregó el especialista.

Esta visión es compartida por el antropólogo salvadoreño Jorge Colorado, quien considera que una muerte forzada “impacta en la familia que queda”, y entre otras razones por “todos los elementos materiales que alguna vez estuvieron junto a esta persona (las que) alcanzan un valor simbólico importantísimo para la familia que los recuerda” y “la esperanza que alguna vez regrese o que se dé un final a su paradero”.

Carlos Villeda consideró que si antes no se había habilitado un centro de este tipo fue porque “se creía que la ayuda espiritual complementaba” esa necesidad. En el tiempo de funcionamiento, 140 personas han sido atendidas en el centro.

Anuncios

Soy un periodista autónomo que genera contenidos para empresas en Guatemala, El Salvador y el resto de América Central.

Publicado en periodismo multimedia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Agregá tu correo para seguir mi blog

A %d blogueros les gusta esto: