Dios, la mejor táctica de marketing


Pensaba dejar la
aclaración para el final, por aquello de las susceptibilidades que el tema
pueda despertar, pero prefiero hacer la aclaración desde el principio: No, no
soy ni ateo, ni anatema, ni estoy enemistado con el Creador al escribir estas
líneas. Él me ha dado la capacidad para hacerlo.

***

Tampoco es una
fijación, pero la vida en los buses tiene sus pros y contras. Para quienes
tenemos la bendición y el privilegio de entregarle ciegamente a una sola
persona nuestras vidas, sabemos qué es el servicio colectivo.

Se trata de un
microcosmo, de una plazuela andante, como decía la catedrática de Antropología
de la comunicación, a quien las voces urbanas tenían como la más yuca y
feminista de todas las mujeres en la UCA, Anayra Santori.

La susodicha es
portorriqueña, chele, ojos claros, rubia original, no como muchas que conozco,
que en lugar de decir burgerking,
decía bérgeking. Pocas veces logré
atrapar su atención hacia mi persona… Creo que no tiene el placer de la maternidad.
Si me equivoco, abajo está el área de comentarios para que me corrijan. Pero
sobre todo yo la conocí como una verdadera profesional. Si la ven, le dan las
gracias por mí.

Como sea.

En los buses pasa de
todo: Enamoramientos, amistades, enemistades, asaltos, robos, asesinatos,
heridos, quemados, compras, vomitadas de bichitos recién nacidos, topazones,
llegues, miradas, calor, mojadas, hedores, olores agradables, puteadas, dimes
que te diré, suciedad, estrés, ideas. Lo de las mojadas es porque se cuela la
lluvia por las ventanas. Lo aclaro.

Sirve, para algunos, para
completar las horas de sueño perdidas por la farra o una noche caliente; o como
el comedor; solo la mañana de este lunes 24 de septiembre vi con un poco de extrañeza
que la mujer de al lado sacó de su cartera una rigua. Esta aún conservaba la
tuza y viajaba guardaba en una bolsa plástica de una libra.

Es esa parte del
dormitorio donde reposa una diversidad de botecitos de colores, materiales,
marcas y texturas para mejorar las fachadas femeninas. Una extensión de la
oficina en la que se completan algunas de las tareas que quedaron inconclusas –porque sino te agarra la noche.

Una especie de cápsula
del tiempo en la que se intenta recuperar el tiempo perdido y se espera aprender
la mayor cantidad de información posible antes de empezar el parcial o el
trimestral.

Otra extensión de tu
oficina para calificar los parciales de los alumnos.

Un lugar de meditación
y reflexión de las penas y alegrías económicas, familiares, académicas y  laborales que afectan tu cotidianidad. Uno
para leer el diario, un libro o, quizá, la carta pícara que te mandaron y en
lugar de las o tiene corazones.

Es también un
exhibidor de promociones del rentavideo de tu colonia. La pizarra pública donde
las falsas agencias de trabajo se enganchan a los necesitados. Otro espacio
bien pensado para publicidad comercial.

Para otros tantos, es
la habitación que todo cipote siempre quiso tener: Calcomanías de mujeres
semidesnudas, imágenes de grupos musicales, sinuosos grafitos que evidencian el
amor por lo gringo. Discos compactos de marcas variadas y contenidos que una
vez sirvieron. Más calcomanías de ositos, patitos, Winnies Pooh, banderas,
marcas de carros y peluches sucios de todas las formas y animales imaginables.

Hay casos de casos:
Tarjetas de móviles prepago ordenados en fila. Si sacas la cuenta, son varios
dólares destinados para la comunicación inalámbrica, y el güillo que muchos llevamos
dentro. El amor por guardar la basura.

Es el exhibidor de
trofeos femeninos: Ganchos, colas y cintas para sujetar el pelo en los más
variados estilos, formas y colores.

¿Verdad que sí?

A todo esto, qué pinta
Dios aquí.

Bueno, es que también
en las plazas hay quienes se dedican a predicar la palabra de Dios, y otros a
manipularla a su propia conveniencia, así como dicen los increpados cuando
algún periódico publica algo que los pone en curva.

Hay predicadores de
todo tipo: Los convencidos y los que intentan convencerte, los creyentes, los
endeudados con el papá de todo, los que acaban de salir de la cárcel y le
prometieron dar su testimonio ante decenas de desconocidos y desentendidos
viajeros antes descritos, los misioneros, los ganadores de alma, en fin.

Recuerdo un día que
venía con otra Karla que conozco. El don, de tan molesto que estaba porque no
le tomé el papelito que daba, arremetió contra el que escribe como un perdido
que iré directo al infierno. Vidente, santificado o simplemente un defraudado
porque los demás no pensamos como él.

Pero aquí vienen los
que más me gustan.

¿Te suena familiar: ¨Dios
ama al dador alegre­­­¨, ¨Dando es como recibimos¨, ¨Dios te multiplicará al
ciento por uno lo que tu hagas¨?

Son frases y citas
bíblicas, algunas, que forman parte del discurso emotivo, humano, sentimental y
a la conciencia que muchos vendedores ambulantes utilizan en la actualidad para
que te lleves algo de lo que te ofrecen y sacarle provecho a su cansado y
extenuante oficio.

Pues está bien, no me
opongo ni me molesta. Si lo hablo es porque lo veo. Ya sé que hay otros, que
hasta salen en la televisión, que también lo hacen y no por eso dejan de estar
en la misma categoría. Sí es cierto.

Pero es que a mi me
llama tanto la atención, que ahí, en los buses, ni siquiera le ponen salsita –marinera-
a lo que dicen. Está tan trillado el discurso que luego ya sabés qué es lo que
van a decir. Como los diálogos de las películas mal hechas.

El otro día –esta es
una frase que me encanta- viajaba en un interdepartamental en la que se subió
un loquito que, al ver frustrada su pantomima, se tiró al piso del bus gimiendo
y lloriqueando porque le diéramos una
corita.
Porque Dios es bueno.

Bueno sería que se
pusieran a trabajar otros que ya perdieron la vergüenza, pero que les cuesta
admitirlo, y zarrapastrosos piden para comprar la droga con la escusa de que su
hija, hijo, madre o padre, están al borde de la muerte.

Pero no es que no los
haya. Casos así debe haber. Como siempre he dicho, 50-50 de probabilidades.

Genero contenidos editoriales para la revista IT NOW en sus versiones impresa y digital. He escrito además para las revista Proagro (2014), Mercados y Tendencias (2015-2016) y América TIC (2016). He participado como fotógrafo en la primera edición del Mercedes Fashion Show (2014), coordinado la cobertura digital de la primera Bienal de Arquitectura de Guatemala #BienarqGT (2016), así como la primera edición de IT Breaks Guatemala (2014). He coordinado y gestionado paneles de discusión el Tech Day de 2015 y 2016 en Guatemala y El Salvador, y coordinado una parte de la apuesta editorial de República Dominicana (2016) Fue editor web en www.publinews.gt Fue Gestor de contenidos multimedia y community manager en Nuestro Diario, Guatemala. Laboró como webmaster en www.sansalvador.gob.sv, el sitio oficial de la ciudad de San Salvador y la gestión municipal. Desempeñó el cargo de coordinador de contenidos especiales y atención ciudadana en http://www.laprensagrafica.com En 2008, desarrolló la dinámica de periodismo ciudadano con la nueva sección Reportero Ciudadano, para la cual elaboró una Guía básica para las personas interesadas en iniciarse en esta tendencia. Formo parte del equipo Multimedia desde sus inicios en 2004. Desde 2001 a 2008, realizó aportes multimedia que innovaron la navegación en este sitio informativo, tales como la inclusión de audios y videos en 2003. Asimismo, fue pionero de la transmisión de video y audio en vivo de importantes foros políticos y sociales desde LA PRENSA GRÁFICA. Dio cobertura desde Iraq y Kuwait al cambio de rotación de los batallones Cuscatlán VII y VIII, en febrero de 2007. Tiene estudios de comunicación y periodismo en la Universidad José Simeón Cañas y cursó un postgrado en periodismo digital en línea en la Universidad de Belgrano, Argentina. Asimismo, posee conocimiento en video y fotografía digital. En noviembre de 2008, participó en el seminario de periodismo digital La evolución del periodista multimedia, impartido en la ciudad de Antigua Guatemala.

Publicado en periodismo multimedia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Agregá tu correo para seguir mi blog

A %d blogueros les gusta esto: